Saltar al contenido

Magdalenas caseras para niños

Las magdalenas caseras son un postre delicioso y fácil de hacer, que a los niños les encanta. Son perfectas para meriendas, desayunos o para cualquier momento del día. Con ingredientes sencillos y una receta fácil de seguir, podrás preparar unas magdalenas caseras deliciosas para tus hijos y toda la familia. En este artículo, te mostraremos cómo hacer magdalenas caseras para niños paso a paso, para que puedas sorprenderlos con un postre delicioso y hecho con mucho amor. ¡Manos a la obra!

Descubre las mejores recetas de magdalenas caseras de pueblo para un delicioso desayuno

Las magdalenas caseras son una opción deliciosa y saludable para el desayuno de los niños. Y no hay nada mejor que las recetas de magdalenas caseras de pueblo para conseguir ese sabor auténtico y tradicional que tanto nos gusta.

Para empezar, necesitaremos ingredientes básicos como huevos, azúcar, harina y levadura. Pero también podemos añadir algunos ingredientes extra para darle un toque especial a nuestras magdalenas, como ralladura de limón, canela o incluso trozos de chocolate.

Una de las claves para conseguir unas magdalenas perfectas es batir bien los huevos con el azúcar hasta que la mezcla quede espumosa. Después, hay que añadir poco a poco la harina y la levadura tamizadas, mezclando suavemente hasta conseguir una masa homogénea.

Una vez que tengamos la masa lista, podemos llenar nuestros moldes de magdalenas con ella y hornear a 180 grados durante unos 15-20 minutos, o hasta que estén doradas y firmes al tacto. Y ¡listo! Ya tenemos unas deliciosas magdalenas caseras de pueblo para disfrutar en el desayuno.

Si queremos darle un toque extra de sabor, podemos añadir algunos ingredientes a la mezcla, como por ejemplo:

  • Ralladura de limón: para un sabor fresco y cítrico.
  • Canela: para un sabor especiado y aromático.
  • Trozos de chocolate: para un sabor dulce y delicioso.

Además, estas magdalenas caseras de pueblo son una opción saludable para el desayuno de los niños, ya que están hechas con ingredientes naturales y sin conservantes ni aditivos. Así que no dudes en probar alguna de estas recetas y sorprender a toda la familia con unas deliciosas magdalenas caseras.

Deliciosas magdalenas caseras: receta fácil y esponjosa

¿A quién no le gustan las magdalenas caseras? Son ideales para el desayuno, la merienda o cualquier momento del día. Además, son una opción perfecta para que los niños aprendan a cocinar y se diviertan en la cocina.

La receta que te presentamos a continuación es fácil y rápida de hacer, y el resultado son unas magdalenas esponjosas y deliciosas. ¡Manos a la obra!

Ingredientes:

  • 3 huevos
  • 200 gramos de azúcar
  • 200 gramos de harina
  • 100 ml de aceite de girasol
  • 100 ml de leche
  • 1 sobre de levadura en polvo
  • 1 pizca de sal
  • Ralladura de limón (opcional)

Paso a paso:

  1. En un bol, batir los huevos con el azúcar hasta que la mezcla blanquee y doble su volumen.
  2. Añadir el aceite y la leche y mezclar bien.
  3. Agregar la harina tamizada con la levadura y la pizca de sal, y mezclar con movimientos envolventes hasta que la masa quede homogénea. Si se desea, se puede añadir también un poco de ralladura de limón.
  4. Dejar reposar la masa durante unos minutos mientras se precalienta el horno a 180 grados.
  5. Colocar las cápsulas de papel para magdalenas en un molde para cupcakes y llenarlas con la masa hasta 2/3 de su capacidad.
  6. Hornear durante unos 15-20 minutos o hasta que las magdalenas estén doradas y hayan subido.
  7. Sacar del horno y dejar enfriar antes de servir.

Con esta receta, tendrás unas magdalenas caseras perfectas para disfrutar en familia o para sorprender a tus invitados. ¡Que las disfrutes!

Receta fácil de magdalenas caseras de yogur para disfrutar en casa

Las magdalenas caseras son un dulce delicioso y fácil de hacer, perfecto para disfrutar en casa con toda la familia. Esta receta de magdalenas caseras de yogur es especialmente fácil de seguir y es perfecta para los niños, ya que pueden ayudar en la preparación.

Ingredientes

  • 3 huevos
  • 1 yogur natural
  • 1 medida de yogur de aceite de girasol
  • 2 medidas de yogur de azúcar
  • 3 medidas de yogur de harina
  • 1 sobre de levadura en polvo
  • 1 pizca de sal
  • Ralladura de limón

Preparación

  1. Paso 1: Precalentar el horno a 180°C y preparar la bandeja de magdalenas con los moldes de papel.
  2. Paso 2: En un bol, batir los huevos con el azúcar hasta obtener una mezcla espumosa.
  3. Paso 3: Añadir el yogur, el aceite y la ralladura de limón a la mezcla de huevos y azúcar. Mezclar bien.
  4. Paso 4: Tamizar la harina, la levadura y la sal en la mezcla anterior y mezclar hasta que estén bien incorporados todos los ingredientes.
  5. Paso 5: Repartir la mezcla en los moldes de papel, llenando cada uno hasta 3/4 de su capacidad.
  6. Paso 6: Hornear durante unos 20 minutos o hasta que las magdalenas estén doradas y firmes al tacto.
  7. Paso 7: Sacar del horno y dejar enfriar antes de servir.

¡Y listo! Ya tienes unas deliciosas magdalenas caseras de yogur para disfrutar en casa con los niños. Puedes decorarlas con un poco de azúcar glas o con algunas frutas frescas para hacerlas aún más apetecibles.

Deliciosas y esponjosas magdalenas caseras: ¡Aprende a prepararlas aquí!

Si estás buscando una receta fácil y divertida para hacer con tus hijos, las magdalenas caseras son una excelente opción.

Para empezar, necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 3 huevos
  • 200 gramos de azúcar
  • 200 gramos de harina
  • 100 gramos de aceite de girasol
  • 1 sobre de levadura
  • La ralladura de 1 limón

El primer paso para hacer estas deliciosas magdalenas es precalentar el horno a 180 grados.

Luego, en un bol grande, bate los huevos con el azúcar hasta que la mezcla quede bien cremosa.

A continuación, añade el aceite de girasol y la ralladura de limón y vuelve a mezclar bien.

Agrega la harina y la levadura previamente tamizadas y mezcla con una espátula hasta que todos los ingredientes estén bien integrados.

Coloca las cápsulas de papel para magdalenas dentro de la bandeja para magdalenas y rellena cada una con la mezcla hasta 2/3 de su capacidad.

Hornea las magdalenas durante unos 15-20 minutos, o hasta que estén doradas y esponjosas.

Por último, saca del horno y deja enfriar antes de servir.

Como ves, hacer magdalenas caseras es una actividad sencilla y divertida que puedes hacer con tus hijos. Además, el resultado es delicioso y esponjoso, ¡perfecto para una merienda o desayuno especial!