Saltar al contenido

Maquillaje zombie casero para niños

El maquillaje zombie casero es una excelente opción para los niños en Halloween o en cualquier otra ocasión en la que quieran disfrazarse. Este tipo de maquillaje les permite crear un aspecto aterrador y divertido al mismo tiempo. Además, es muy fácil de hacer en casa con algunos materiales simples y económicos. En este artículo, te mostraremos cómo hacer maquillaje zombie casero para niños y los pasos que debes seguir para conseguir un resultado impresionante. ¡Prepárate para asustar a todos tus amigos y familiares con este divertido disfraz de Halloween!

¿Cómo hacer un maquillaje de zombie?

El maquillaje de zombie es uno de los disfraces más populares en Halloween. Si quieres crear tu propio maquillaje de zombie casero para niños, sigue estos sencillos pasos:

Paso 1: Preparar la piel

Antes de comenzar a aplicar el maquillaje, asegúrate de limpiar la piel del niño y aplicar una crema hidratante para evitar que se reseque. También puedes utilizar una crema de color para crear una base pálida.

Paso 2: Crear las heridas

Para crear las heridas, puedes utilizar papel higiénico y pegamento líquido. Rompe el papel en pequeños trozos y colócalos en la zona deseada. Luego, aplica el pegamento líquido sobre el papel y déjalo secar durante unos minutos. Una vez que esté seco, utiliza maquillaje rojo y negro para darle un aspecto sangriento y oscuro.

Paso 3: Aplicar el maquillaje

Utiliza un pincel o una esponja para aplicar maquillaje blanco en toda la cara del niño. Luego, utiliza maquillaje negro para crear sombras alrededor de los ojos y en las mejillas. Utiliza maquillaje verde y rojo para crear un efecto de piel putrefacta y sangrienta en la zona de las heridas.

Paso 4: Detalles finales

Para darle un toque más realista al maquillaje, puedes utilizar látex líquido para crear pequeñas cicatrices o rasguños en la piel. También puedes utilizar maquillaje negro para crear sombras en las manos y las uñas del niño.

Con estos sencillos pasos, podrás crear un maquillaje de zombie casero para niños que será la envidia de todos en Halloween. ¡Diviértete creando tu propio estilo y no olvides agregar un poco de sangre y mugre para un toque final de realismo!

¿Cómo disfrazar a un niño de zombie fácil?

Si quieres que tu hijo luzca como un auténtico zombie en Halloween, no es necesario que gastes mucho dinero en disfraces. Con maquillaje zombie casero para niños y algunos accesorios básicos, podrás crear un look espeluznante en poco tiempo y con poco esfuerzo. Aquí te explicamos cómo hacerlo.

Maquillaje para el rostro

Lo primero que necesitas es pintura facial blanca, que te servirá para crear la apariencia de una piel pálida y enfermiza. Aplícala en todo el rostro de tu hijo con una esponja o pincel, y asegúrate de que quede uniforme. Luego, utiliza pintura negra para hacer sombras alrededor de los ojos, nariz y boca, para simular hendiduras y heridas. También puedes usar pintura roja para dar un efecto de sangre.

Accesorios

Para complementar el maquillaje, es importante que tu hijo tenga algunos accesorios como ropa desgastada y manchada, y algún objeto que simule una herida, como un trozo de tela roja o una venda ensangrentada. También puedes agregar algunos detalles como mordeduras o rasguños en la piel, utilizando pintura roja y negra.

Cabello

Para darle el toque final al disfraz de zombie, es importante que el cabello de tu hijo tenga un aspecto descuidado y sucio. Para ello, puedes aplicar un poco de gel o cera para el cabello, y peinarlo en dirección contraria a su crecimiento natural. También puedes agregar algunos elementos como hojas secas o ramitas para dar un efecto más realista.

¿Cómo se maquillan los zombies de The Walking Dead?

Si estás buscando ideas para maquillar a tus hijos como zombies en Halloween o en cualquier otra fiesta de disfraces, no hay nada mejor que inspirarse en los maquillajes de The Walking Dead.

Los maquilladores de la serie utilizan una técnica llamada «maquillaje prostético», que consiste en aplicar prótesis de látex en la piel para simular heridas, cicatrices y deformaciones. A continuación, se aplica una capa de maquillaje especial para crear un aspecto de piel muerta y descompuesta.

Para recrear este efecto en casa, puedes utilizar materiales sencillos como papel higiénico, cola blanca y maquillaje normal. Aquí te explicamos paso a paso cómo hacerlo:

  1. Aplica una capa de cola blanca en la zona donde quieras crear la herida o deformación.
  2. Coloca un trozo de papel higiénico sobre la cola y presiona para que se adhiera bien.
  3. Aplica otra capa de cola sobre el papel y espera a que se seque completamente.
  4. Con unas tijeras, corta el papel higiénico en la forma que quieras darle a la herida o deformación.
  5. Aplica una capa de maquillaje normal sobre la zona, intentando que quede lo más parecido posible al tono de piel de tu hijo.
  6. Con un pincel, aplica maquillaje oscuro alrededor de la herida o deformación para simular la piel muerta y descompuesta.
  7. Utiliza maquillaje rojo y marrón para darle profundidad a la herida y simular la sangre y la carne desgarrada.
  8. Aplica sombras negras en los ojos y las mejillas para crear un aspecto de ojos hundidos y piel pálida.
  9. Añade detalles como cicatrices, manchas y rasguños con un pincel fino y maquillaje oscuro.
  10. Por último, añade algunos toques de sangre falsa en la herida y alrededor para darle un aspecto más realista.

Recuerda que el maquillaje zombie debe ser lo más realista posible para conseguir el efecto deseado. Si quieres un resultado profesional, te recomendamos que utilices maquillaje especial para efectos especiales y que practiques varias veces antes del gran día.

¡Con estos consejos, tus hijos estarán listos para asustar a todos como verdaderos zombies de The Walking Dead!